El autor de este sitio no se responsabiliza por este sitio.
   
  cityzen x
  Minestron sabroso pero poco nutritivo I
 

LICENCIA

Poder?
No se si puedo.
Escribo porque quiero
(aunque no estoy muy seguro de ello...)



LAS 3 MÁXIMAS SOBRE EL COMPORTAMIENTO HUMANO

Ante una pregunta, hay dos opciones:
  • dar una respuesta
  • lanzar una evasiva
Ante un problema, hay dos opciones:
  • buscar una solución
  • encontrar un culpable
Ante algo que no entiende y lo atemoriza, el hombre tiene dos opciones:
  • buscar una explicación y vencer su miedo
  • inventar un dios


TEDIO

Ayer encontré mi aparato de televisión destruido. El autor del daño había sido mi osito de peluche, que estaba podrido del nuevo mecanismo de horarios televisivos. Me pregunté que puede llevar a un objeto inanimado a cobrar vida y, ebrio de furia, llevar a cabo la violenta faena de despedazar el artefacto.

Luego reflexioné que no, que los ositos no rompen cosas, y que no tengo que fumar tanto, y también que tal flasheo era producto de que mis pelotas habían adquirido una conformación esférica de bastas dimensiones métricas debido a la estructura de la televisión de estos días.

Hace poco quise ver una película, no recuerdo cual, no viene al caso, la cosa es que no sabía bien a que hora empezaba y me propuse averiguarlo. Empezó de esta manera la tortura. En las propagandas decían que ésta empezaba "al término de Casados Con Hijos". Yo no miro mucha TV, así que no sabía a que hora daban tal programa. Así que esperé pacientemente a otra propaganda, en la que anunciaron que el horario de Casados Con Hijos era... "al término de Los Simpsons", y así sucesivamente hasta que al final tuve que levantarme ese día a las 7 de la mañana y empezar a ver televisión a partir de ese horario en adelante hasta el momento en que se inició la transmisión de la película para no perdérmela.

Decidí comprar un dividí.



ZIGGURAT

Construí un Ziggurat. Subí. Los tuve ahí. Al fin. En frente de mis narices. Después de tanto tiempo. Altivos, soberbios, intrigados ahora con mi presencia. Los miré, busqué con la vista al dueño de casa y le dije:
- ¿No tendrías un poquito de yerba?



SOY UN JEROPA

Horas de zapping. 2 de la mañana, 4-5 de la tarde, al mediodía mientras cocino los tallarines con tuco, después del desayuno, en un bar pido el control remoto al mozo y sobre los cafés y entre las conversaciones, tanteo. Cigarrillo tras cigarrillo, Crónica, TN, 7, Telefé. Y así.
Promedio de tres horas diarias, siete días a la semana, y los meses y así por años para ver si en algún canal televisaban la revolución.
Hasta que escuché el tema de Molotov y me di cuenta de que era un pelotudo y me avergoncé de mi inopia.



SE VIENEN LAS VACACIONES. CONSEJOS
(Escuchado en un programa de radio)

Evite ruidos molestos en su auto.
Viaje sin su mujer.



LAS 3 CLAVES PARA EL EXITO EN LA VIDA
(Extraído de "Para leer en el baño 2" de Pepe Muleiro)
  1. Trabaja duro.
  2. Nunca digas todo lo que sabes.


LECTURA BASURA

El ciego entró por error a la cocina y, tocando el rallador, exclamó furioso:-¿Quién escribió esta estupidez?



EJERCICIOS CON LA COMPUTADORA

Parte I
  1. Recuerde su nombre.
  2. Ingréselo.
  3. En caso de no recordarlo, búsquelo, en algún lugar debe estar anotado.
  4. Cree una contraseña.
  5. Olvídela.
  6. Trate de ingresar sin ella.
  7. Frústrese.
Parte II
  1. Tome documentos importantes.
  2. Olvídese de que son importantes.
  3. Bórrelos con SHIFT+DELETE.
  4. Recuerde lo importantes que son.
  5. Vaya a buscarlos a la papelera de reciclaje.
  6. Usted es un imbécil.


ATRÉVASE A SOÑAR CON BERUGO CARÁMBULA

- AHHHHHH!!!
Mauricio despierta con un horrendo alarido de su horrenda pesadilla, en la que asistía en calidad de invitado al programa "Toda estrella tiene contra". En mitad de la entrevista, un furibundo y descontrolado Berugo Carámbula se había abalanzado hacía él al mejor estilo Hannibal Lecter, y le había arrancado la traquea a dentellada limpia, a pesar de los desesperados e inútiles esfuerzos de Héctor Calabró, quién lo había tratado de detener con nimios resultados.

-Un momento,-exclama Mauricio- el co-conductor de ese programa era Antonio Carrizo, no Berugo Carámbula...

Y, dando media vuelta, vuelve a dormirse plácidamente.



LAS 3 MEJORES COSAS DE LA VIDA
(Extraído de "Para leer en el baño 2" de Pepe Muleiro)

Una buena copa antes y un buen cigarrillo después.



EL CÓDIGO DI CAPRIO

Se bajó de la cama y se comprimió, oyendo crujir sus músculos. Salió para adentro de la habitación, mientras el día comenzaba. Cerró las cortinas para que entrara el sol, que a lo cerca se hundía en el horizonte, y tomó el diario que le habían echado encima de la ventana.

Sacó el café de la heladera y se sirvió un buen plato. Mientras esperaba que la licuadora preparara las tostadas, prendió el sofá y se paró encima. Estudió brevemente a una o dos cucarachas que al escuchar la luz habían salido de sus escondrijos, y luego se abocó a oler el diario.

Se amargó al oler que la taza de empleo había subido y la de corrupción bajado. Buscó el almanaque de los cines, pero la película que quería ver, El Código Di Caprio, ya estaba dentro de cartelera. Había durado poco.

Más abajo, encontró la fecha de otra de las que no le interesaban, la próxima de Stravinsky.

Pensó en ir a verla, pero luego, mientras inhalaba el primer sorbo del café de su plato se arrepintió.

"Voy a esperar a que salga el libro" se dijo, al mismo tiempo que el olor a húmedo que venía del lavadero le decía que ya no iba a comer tostadas esa noche.



CHISTE CASI IRONÍ

David Carradine alzó la vista y contempló a Uma Thurman que se aproximaba con paso firme enfundada en botas de reptil y jeans gastados, y la saludó:
-Hi, kiddo.
-No, kung-fu...



GILLETTE Y EL FIN DEL CONFLICTO

Después de años viviendo en guerra consigo mismo, finalmente trazó una línea divisoria entre sus manos y sus brazos, y así pudo conseguir paz.



ESCENA PARADISÍACA
(PRÓLOGO DE UN EPÍLOGO)


Eva tomando el sol.
Adán tomándole un examen.
Y Adán dijo: Saque una hoja!
   ... y ahí se pudrió todo.



QUEREMOS TANTO A TOM

Me parece lúdico y poco moral, ahora que lo observo a trasluz. El Doctor Tom A. Prozak escribió allá por 1986 su manifiesto en contra del uso de ayahuasca en los viajes internos, al menos no sin la supervisión de un chaman acreditado.
Tom era un buen tipo, retrógrado, escurridizo... y tenía un muy buen sentido del olfato. Después de graduarse en Berkeley comenzó a trabajar en una fábrica testeando desodorantes de ambiente. Luego consiguió un empleo similar testeando axilas en una conocida empresa de desodorantes corporales... en Francia. Allí perdió sus poderes.
Aún lo recuerdo... estatura mediana, caucásico... tenía una voz desagradable idéntica a la del pequeño niño de la propaganda del suavizante Vívere. Incluso hablaba igual, y producía el mismo deseo de interrumpir su respiración con una almohada mientras dormía en las noches.



PRÍNCIPE ADAMS A OSCURAS (HE-MAN AL RESCATE)
(Basado en un relato que nos contó el Lichi Cubero en un intento por amenizar aquella penosa noche de Física I, y que después supimos era un chiste de Cacho Buenaventura)

El Gafercho era un tipo genial. Mezcla de sátiro e inocente, de santo y demonio, era el alma de todas las fiestas y terminaba todos los asados con una siestita abajo de un árbol o en una cama hecha con sillas, abrazado a una guitarra o a una botella. Hablaba con la boca llena y tenía un ingenio poco frecuente, pero efectivo. Se ofendía cuando le decían maestro, porque los docentes ganan un carajo, y el necesitaba la plata.

Hacía rato que sabía que no iba a llegar a ese fin de mes. No se precisaban habilidades precognitivas para saberlo: esto ocurría siempre, a menos que fuera febrero. Y si era año bisiesto también ocurría en febrero (y si no lo era... también).

Y no llegó nomás, y ese mes le tocó a la luz. Por enésima vez. Y el Gafercho puteó un poco cuando los de la empresa vinieron y le cortaron el servicio, pero no se preocupó demasiado: esa misma tardecita, al comenzar a caer el sol,  sacó la escalera y subió con cables y sus herramientas al poste de luz para volver a engancharse. Hacía calor y no llevaba camisa puesta.

En mitad de la faena, mientras sostenía un travesaño metálico con sus guantes aisladores, un auto llegó y se estacionó a escasos 10 metros del poste. Gafercho estaba ocupado y no pudo mirarlo hasta que oyó el portazo, y fue entonces cuando advirtió que se trataba de un vehículo de la empresa de energía. En el momento de tensión el travesaño resbaló de entre sus guantes y cayó sobre los cables.

El sol de la descarga iluminó la semipenumbra de la nochecita veraniega con chispas, rayos, y centellas enceguecedoras que llamaron la atención de los empleados que habían descendido de la camioneta. Y entonces el Gafercho, que nunca se daba por perdido por más jugado que estuviera, quiso disimular su comprometida posición. Alzó hacia el cielo nocturno su herrumienta llave inglesa y, vaciando todo el aire de sus pulmones, gritó:

- ¡¡¡POR EL PODER DE GREYSKULL...!!!



PARODI

El otro día me lo crucé en la escalera a Parodi. Lo miré a los ojos, después a la pelada, después de nuevo a los ojos y le dije: "Ponela".



 
  Esta página a recibido a 20338 visitantes (36777 clics a subpáginas) hasta ahora. Obviamente buscaban otro sitio.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Licencia Creative Commons
Las "obras" contenidas en esta página están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.